ENTREVISTA A JOVENES ABOGADAS SOBRE EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Inés Blanco Hernández

Agrupación de la Abogacía Joven de Salamanca

 

*.- En alguna ocasión a lo largo de tu vida profesional, en una entrevista te han preguntado por tu vida sentimental, tus proyectos de familia o tus planes de maternidad?

 

Gracias a Dios, en las entrevistas que he hecho, no me he tenido que enfrentar a este tipo de preguntas (sí a ofertas y preguntas casi igual de incómodas), aunque desagraciadamente conozco casos muy cercanos de compañeras que sí han tenido que pasar por eso, condicionando incluso la decisión de contratarlas al hecho de tener o no pareja (el supuesto que yo conozco).

 

*.- ¿Has sentido discriminación por el hecho de ser mujer y estar en edad de ser madre? Explica los motivos.

 

En mi trabajo por el hecho de ser mujer, he vivido comentarios inapropiados por parte de clientes, y desgraciadamente por parte de algún compañero, que parecía que les valía más (y menos) el hecho de que yo fuera mujer al hecho de que fuera abogada.

 

Comentarios en relación a la maternidad, varios, aunque no a nivel profesional, tengo un hermano cuatro años mayor y casado, pero si hablamos de tener hijos, las preguntas siempre se dirigen a mí, sorprendentemente.

 

*.- En alguna ocasión, al abrir la puerta del despacho, te han confundido con una trabajadora de puesto administrativo, o te han preguntado, con dudas, si tú eres la abogada?

 

Infinidad de veces, cuando abro la puerta o cuando cojo el teléfono, oyen una voz de mujer y ya piensan que eres la secretaria, lo que denota una clara tendencia aún establecida en la sociedad de creer que las mujeres sólo pueden desempeñar determinados trabajos, tan dignos como el de abogada, pero al menos se debería tener la educación de preguntarlo primero, educación en igualdad, me refiero, porque también hay secretarios y abogadas. Falta algo, que se puede resumir en una palabra, respeto.

 

*.- Te han preguntado alguna vez, ¿cómo haces para llevar el despacho, tu casa y tu familia?

 

Yo personalmente, no tengo hijos/as a mi cargo, pero sí, efectivamente muchos me han preguntado que cómo puedo llevar una casa sola, mi trabajo y la labor de representación, a lo que yo siempre contesto: “pues organizándome”, y dependiendo de la confianza, también les digo, que como muchos compañeros que viven también solos y trabajan, las tareas del hogar no están destinadas únicamente a las mujeres.

 

*.- ¿Tienes la sensación de que para ser buena profesional, debes renunciar a tu vida personal? Explica los motivos.

 

Me duele escribir esto, pero tengo la sensación de que si hubiera sido hombre, lo hubiera tenido más fácil en el ejercicio de la abogacía. Actualmente como ya he dicho, no tengo hijos/as a mi cargo, pero tengo un desasosiego interior, una sensación de que el día en el que decida formar una familia tengo que renunciar a ciertas cosas de mi trabajo, y eso es porque actualmente se siguen manteniendo actitudes que están muy lejos de representar la igualdad real.

 

*.- En reuniones de trabajo, donde eras la única mujer, has tenido que hacer un sobre esfuerzo para explicar tus propuestas y evitar que te interrumpan? 

 

Casualmente en una reunión previa a un acuerdo en el despacho de un juez, me paso tal cual, intentaba hablar y me cortaban, hasta que dije directamente: “¡por favor, me dejáis hablar!”, y me dejaron, sí.

 

*.- En alguna ocasión, en una reunión donde eras la única mujer han rechazado una propuesta tuya, y a continuación otro miembro de la reunión ha hecho una propuesta similar y la han aceptado?

 

Reconozco que esa situación no la he vivido, ni me han contado nada similar.

 

*.- ¿Has recibido comentarios o insinuaciones en tu trabajo de que no estabas defendiendo correctamente porque eras mujer? Cuáles.

 

Me ha ocurrido alguna vez con algún cliente, ser mujer y joven parece ser que no es una buena combinación, preguntas como: “¿estás segura de lo que estás haciendo?” “no te dejes comer el terreno”, me han molestado y mucho.

 

*.- ¿Has sentido desprecio de algún cliente por el hecho de ser mujer? Explica los motivos.

 

Por parte de un cliente, en un tema de divorcio. Él consideraba que por el hecho de que yo fuera una mujer me podía llegar a poner de acuerdo con su exmujer y su abogada para ir contra él, no entendía que yo estaba allí para defender sus intereses y que el hecho de ser mujer no me impedía hacerlo.

 

*.- ¿Has vivido alguna situación en la que te has sentido infravalorada con respecto a tus compañeros masculinos? 

 

La he vivido, claro que sí, desgraciadamente, hay quien prefiere seguir contando con un hombre para que le lleve un caso o para que trabaje para él.

 

*.- ¿Has recibido peor trato en los Juzgados, y por sus operadores (Jueces Fiscales, LAJ’s, funcionarios…) por el hecho de ser mujer?

 

Este es un terreno en el que me he sentido totalmente cómoda siempre en mis años de ejercicio, en los juzgados he jugado en igualdad de condiciones con mis compañeros en lo que a operadores jurídicos se refiere, me consta que no todas han tenido la misma suerte, por lo que me considero una afortunada.

 

*.- ¿Crees que existen facilidades para conciliar la vida familiar con la vida profesional, desde el punto de vista de ser mujer? 

 

Actualmente, y en general se ha avanzado mucho si echamos la vista atrás, pero sigue quedando un gran camino por recorrer, para que el hecho de tener hijos/as tenga las mismas consecuencias para los hombres que para las mujeres, no obligando a estas últimas a decidir entre ser madre o mantener su puesto de trabajo, mientras algunos hombres ni se lo plantean. La solución podría pasar por la igualdad en las bajas de maternidad/paternidad, e incluso, obligatoriedad, como ocurre en algunos países nórdicos, Suecia por ejemplo establece la obligación del padre de tomarse al menos 60 días más 10 días laborables desde el nacimiento de su hijo; desde luego, que de esta manera la implicación en la crianza de los hijos/as es mayor.

 

*.- ¿Qué mejoras propondrías para mejorar el papel de la mujer a nivel profesional?

 

Propondría muchas cosas que ya se han dicho, pero reiteraré, como es por ejemplo la posibilidad de suspensión de procedimientos por el parto y/o embarazo, no juicios, procedimientos, tenemos nuestros derechos. Mayores ayudas y apoyos institucionales de cara ya no sólo a ser madres, sino a poder denunciar situaciones de acoso y de discriminación a nivel laboral, a través de ciertas figuras, como una defensora de la mujer, en estas situaciones.

 

*.- ¿Crees que existen diferencias salariales con compañeros de tu mismo nivel profesional?


Personalmente y por el tipo de trabajo que yo desarrollo, no he vivido esa diferencia salarial, pero me consta que en los grandes despachos, que funcionan como grandes empresas, obviamente esto sucede.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies